Almacenamiento inter-estacional de calor y frío

El sol al incidir sobre superficies obscuras de asfalto produce  en éstas una elevación de temperatura que pueden alcanzar de 50 a 60ºC , tal es el caso de cuando lo hace sobre solados como las que se dan en los patios de instituciones públicas como colegios,  prisiones o instalaciones de fábricas, o vías  o carreteras.

Este calor puede acumularse en la superficie y conducirse bajo la superficie de la tierra en diversas formas que posibiliten su recuperación al cabo de un espacio de tiempo prolongado, por ejemplo desde el verano hasta el invierno. Inversamente se puede acumular el frío del invierno de una superficie expuesta y guardarlo hasta el siguiente verano.

Puede acumularse el calor en forma de agua glicolada o bien en forma de hielo, si ello es posible, mediante el paso de agua glicolada junto a tubos o depósitos llenos de agua que se congelan mediante el agua glicolada a varios grados bajo cero. En términos de ICAX, una de las empresas que más han desarrollado este tema lo denominan Thermal Bank. A partir de este banco suministran el calor o el frío en función de programas informáticos ad hoc.

En muchos casos se aprovecha la inercia de los propios edificios que deben adaptarse para un mejor aprovechamiento.

http://www.icax.co.uk/interseasonal_heat_transfer.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Acumulaci%C3%B3n_fre%C3%A1tica

http://www.editorial.unca.edu.ar/Publicacione%20on%20line/CD%20INTERACTIVOS/NOA2002/Sistema%20Acumulacion%20Calor.pdf

Articulo publicado en Eficiencia Energetica, Movilidad sostenible. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *